Interferómetro de Michelson

Introducción al Interferómetro de Michelson

El Interferómetro de Michelson es un instrumento utilizado en óptica para medir diferencias muy pequeñas en la longitud de onda de la luz. Fue inventado en 1881 por el físico norteamericano Albert Abraham Michelson, y ha sido utilizado en numerosos experimentos y aplicaciones desde entonces. El interferómetro se basa en la interferencia de la luz, es decir, en la superposición de dos ondas luminosas para producir un patrón de interferencia que permite medir propiedades de la luz.

Funcionamiento del Interferómetro de Michelson

El interferómetro de Michelson funciona mediante la división de un haz de luz en dos haces, que se reflejan en dos espejos y se combinan de nuevo para producir un patrón de interferencia. El patrón de interferencia es sensible a la longitud de los dos recorridos ópticos, que pueden ser ajustados para producir un patrón de interferencia constructivo o destructivo. El interferómetro se utiliza para medir pequeñas longitudes de onda, para medir la velocidad de la luz, o para medir el tamaño de objetos muy pequeños.

Aplicaciones del Interferómetro de Michelson

El interferómetro de Michelson tiene numerosas aplicaciones en la física, la química, la ingeniería y la medicina. Se utiliza para medir la longitud de onda de la luz, para medir la velocidad de la luz, para medir la deformación de objetos, para medir la reflectividad de superficies, para medir la fricción de superficies, y para medir la concentración de gases y líquidos. También se utiliza en la industria para medir la calidad de los materiales, y en la biología para medir la estructura de las células.

Ejemplo de uso del Interferómetro de Michelson

Un ejemplo de uso del interferómetro de Michelson es en la medición de la longitud de onda de la luz. Para ello, se ajusta la longitud de uno de los recorridos ópticos del interferómetro de modo que la diferencia de fase entre los dos haces sea un múltiplo entero de la longitud de onda de la luz. Esto produce una interferencia constructiva, que se puede medir con un detector. La longitud de onda de la luz se puede entonces calcular a partir de la longitud del recorrido óptico y el número de ciclos de interferencia observados. Este método de medición de la longitud de onda de la luz se utiliza en la física, la química y la ingeniería para medir la longitud de onda de la luz emitida por fuentes de luz como láseres o diodos emisores de luz.