Cavidad láser: todo lo que debes saber.

¿Qué es una cavidad láser?

Una cavidad láser es un dispositivo óptico que se utiliza para la generación y amplificación de luz coherente. Se compone de dos espejos altamente reflectantes y un medio activo que emite luz, como un gas, líquido o sólido, colocado en el espacio entre los espejos. La luz emitida por el medio activo se refleja en los espejos, generando un patrón de ondas estacionarias que amplifican la luz y producen un rayo láser altamente coherente.

¿Cómo funciona una cavidad láser?

El funcionamiento de una cavidad láser se basa en el principio de retroalimentación positiva. La luz emitida por el medio activo se refleja en los espejos y se refleja de nuevo en el medio activo, produciendo un patrón de ondas estacionarias. Este patrón amplifica la luz y produce un rayo láser coherente.

La longitud de la cavidad láser es crítica para determinar la longitud de onda del rayo láser producido. La distancia entre los espejos debe ser un múltiplo entero de la longitud de onda deseada para producir una retroalimentación constructiva y, por lo tanto, una emisión láser.

Aplicaciones de la cavidad láser

Las cavidades láser se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones, desde la comunicación de fibra óptica hasta la fabricación de microchips. También se utilizan en la medicina para la cirugía láser y en la investigación científica para el estudio de la física cuántica.

Además, las cavidades láser se utilizan en aplicaciones de defensa, como la detección de objetivos y la dirección de sistemas de armas láser. También se utilizan en la industria para la soldadura láser y la corte de metales.

Ejemplos de cavidades láser en la industria y la medicina

En la industria manufacturera, las cavidades láser se utilizan para la soldadura y el corte de metales en la producción de piezas de automóviles y aviones. También se utilizan en la fabricación de microchips y circuitos integrados.

En la medicina, las cavidades láser se utilizan en la cirugía láser, como la corrección de la miopía y la fotocoagulación de la retina. También se utilizan en la investigación científica para el estudio de la física cuántica y la generación de pulsos ultra-cortos en láseres de femtosegundos.